El Rey nombra marqués a un desconocido empresario amigo de Letizia


Portada de la revista Caras que descubría la visita secreta de Letizia al Algarve

El título ha pasado con el mayor de los sigilos por las páginas del Boletín Oficial del Estado y de la prensa nacional. Ni siquiera las cabeceras más monárquicas han prestado atención a la última distinción nobiliaria otorgada por el Rey de España. Todo ello por indicación expresa de la propia Casa Real que, según fuentes de la nobleza, ha querido dar un perfil muy bajo al título de marqués de Pereira Coutinho que Don Juan Carlos concedió el pasado 7 de abril al empresario portugués Vasco Manuel de Quevedo Pereira Coutinho. Un hombre apenas conocido en nuestro país pero muy bien relacionado con la Familia Real. En concreto, con la princesa de Asturias,Doña Letizia Ortiz.
El Boletín Oficial del Estado apenas esclarece los motivos por el que el Rey ha decidido nombrarle ahora marqués, cuando apenas han pasado unos meses de la última remesa de títulos concedidos por el Monarca a personalidades como Vicente del Bosque,  Mario Vargas LlosaJuan Miguel Villar Mir. El diario oficial, según la versión del propio Don Juan Carlos, se limita únicamente a remontarse a sus antepasados. “La estrecha vinculación y profunda lealtad de la familia Pereira Coutinho a la Corona española”, explica el monarca, “que mereció en su día el reconocimiento de mi antecesor el Rey Don Carlos III y que merece nuevamente ser reconocida en la persona de Vasco Manuel de Quevedo Pereira Coutinho”. Según ha explicado Zarzuela aEl Confidencial, las relaciones del nuevo marqués con la Corona se han mantenido durante el tiempo tanto con el Rey, en este caso desde la época de Estoril, señalan, como con el Príncipe y su esposa.
Pero el título ha generado extrañeza y malestar entre algunos de los miembros de la nobleza española. Por el perfil del distinguido, por lo anómalo que resulta que el Rey conceda ahora este título sin incluirlo en una remesa de más nombramientos, y por la memoria histórica a la que se alude para justificar su decisión.
En efecto, desde la Diputación de la Grandeza reconocen que la familia de Pereira Coutinho fue distinguida en 1785 por el Rey Carlos III el Noble con el título de Marqués de los Soidos con grandeza de España y que, hoy en día, ostenta Francisco José Cabello Suárez-Guanes. Se trata del séptimo descendiente directo del primer Marques de Soidos, Jerónimo Antonio Pereira Coutinho.
Pero sobre todo, genera curiosidad entre la nobleza que el Rey haya querido nombrar ahora marqués a otro miembro de la misma familia portuguesa. Y apuntan, en este sentido, a la relación de Pereira Coutinho y su mujer, Isabel María de Carvalho, con la princesa de Asturias. Ella es, en efecto, una de las mejores amigas de Doña Letizia y junto a su marido es una de las parejas que más frecuentan los Príncipes. La propia Letizia habría sido, según estas fuentes, la encargada de pedirle al Príncipe que ejerciese de intermediario ante el Rey para lograr el favor regio. Y para ello, habría sido necesario, añaden, encargar un estudio nobiliario de su rama genealógica para tratar de justificar la medida.
En Zarzuela explican, sin embargo, que Pereira Coutinho habría querido reclamar para sí el título de Marqués de Soidos pero que, como el cambio de titular, la rehabilitación del título, supondría un engorroso trámite con el Tribunal Supremo de por medio, el Rey habría optado, finalmente, por otorgar una distinción de nueva creación. La Casa Real encargó incluso un informe jurídico al respecto sobre un asunto que se llevaba estudiando en palacio desde el año 2009.
Los amigos del Algarve

Vasco Manuel de Quevedo Pereira Coutinho, nacido el 13 de mayo de 1952, es una de las principales fortunas de Portugal. Un hombre misterioso que desde hace más de diez años no concede entrevistas y que, sin embargo, ha aparecido vinculado, por ejemplo, a las reuniones del Club Bilderberg. A pesar de que inició su carrera con la producción de vino y de café en Macao, su gran negocio es el inmobiliario. Es dueño de un imperio que factura 154,7 millones de euros a través de GEF (Fundos inmobiliarios de da Big Temple) con proyectos en Portugal, Angola y Sur de China.
Por otro lado, su magnífico castillo de San Joao de Arade, en el Algarve portugués, se ha convertido durante los últimos tiempos en uno de los refugios favoritos de los Príncipes de Asturias, que no han dudado en viajar allí de incógnito cuando han querido disfrutar de la playa sin la molesta atención de los fotógrafos. Fue, de hecho, el lugar elegido por Letiza y sus hijas para pasar un discreto fin de semana mientras gran parte de la realeza europea se daba cita en Londres para celebrar el 70 aniversario de Constantino de Grecia. Letizia dejó solo en aquella ocasión a Don Felipe, que acudió al aniversario junto a la Reina Sofía. Días después, la revista Hola y la portuguesa Caras revelaban las fotos exclusivas de la escapada de la princesa. La filtración, que molestó mucho en la Casa Real, hizo sospechar incluso de la existencia de un topo en palacio.
Mientras tanto, la Diputación de la Grandeza, entidad que reúne a los nobles españoles, organizaba este lunes un almuerzo de bienvenida para recibir a sus cinco nuevos integrantes, la primera aparición en sociedad y ya con su nuevo título del aludido Pereira Coutinho.
elconfidencial.com

Democracia Real Ya
Hagamos que la corona deje de chupar del vote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s